Buenos Aires - Martes, 25 de Julio de  2017
SECCION EXCLUSIVA PARA SOCIOS Buscar
A+ A A-

PRINCIPALES CULTIVOS

EL MAIZ EN ARGENTINA: Desde comienzos de los años 90, Argentina pasó a ocupar un lugar relevante en la producción y comercialización de granos, destacándose en los logros alcanzados el cultivo de maíz, por ser el que ostenta para el pasado decenio los mayores incrementos porcentuales tanto en los volúmenes cosechados como en la productividad física media por hectárea.

La producción Argentina de maíz que a comienzos de la década citada (campaña 1990/91) totalizaba 7,7 millones de toneladas, mostró un constante crecimiento llegando a recolectarse en el ciclo agrícola 1997/98, 19,4 millones de toneladas, es decir un volumen 152,9% superior al de siete años atrás.

En materia de rendimientos y para el mismo período, la mayor variación porcentual en las producciones medias por hectárea le corresponde al maíz con un 41,2% de aumento. Acompañando la tendencia señalada, se verificó un importante incremento en los volúmenes de materia prima procesada por los diferentes tipos de molienda, destacándose en este aspecto el protagonismo alcanzado por el sector elaborador de alimentos balanceados. Paralelamente se diversificaron las posibilidades de utilización del grano. Así fueron surgiendo nuevos destinos tales como el termoprocesado, silaje de grano húmedo, producción de maíz pisingallo a escala comercial, maíces orgánicos y en los últimos años la irrupción de maíces de alto valor (MAV).



Varias son las causas del crecimiento operado en la producción nacional. Entre las principales podemos citar: el aumento de la superficie dedicada a su cultivo, la disponibilidad en el mercado de nuevos híbridos de mayor potencial de rendimiento y mejor resistencia a enfermedades y plagas, el aumento en el área fertilizada, la creciente utilización del sistema de siembra directa, la incorporación de la práctica de riego complementario, el recambio del parque de cosechadoras con la incorporación de máquinas recolectoras de última generación y a partir del ciclo agrícola 1998/99, el uso de materiales vegetales transgénicos.

Sin embargo, a partir de la campaña agrícola 1997/98 se ha verificado un continuo desplazamiento del cultivo del maíz a favor de la soja, producto de una serie de factores locales e internacionales, proceso que se ha ido agudizando ante la mayor rentabilidad de la soja vs maíz. El fuerte proceso de agriculturización sumado a la ausencia de un plan ordenado de rotaciones en los cultivos (planteo en el que el cultivo de maíz desempeña un papel fundamental), trajo como consecuencia la erosión y degradación de los suelos, dándose este proceso con mayor intensidad en aquellas tierras bajo agricultura continua con su secuela, la caída de la productividad física por hectárea.


El maíz se vio de esta manera desplazado a zonas consideradas marginales para la producción maicera. Este fenómeno se dio con mayor intensidad a partir de la campaña agrícola 1996/97 en la que se logra el récord histórico en la superficie sembrada de maíz con 4.15 millones de hectáreas.

Su cultivo requiere del uso de tecnología intensiva, por lo que su costo de implantación resulta elevado (materiales híbridos de alto potencial de rendimiento, alta dosis de fertilizantes y de agroquímicos, etc.) razón por la cual y frente al actual esquema de retenciones se ve en desventaja frente a otros cultivos como es el caso de la soja. Si a esto le adicionamos que para compensar costos, los productores deben obtener elevadas productividades físicas por hectárea, poco probables de alcanzar ante la incertidumbre que genera el factor climático, resulta comprensible el incremento que se viene dando en las últimas campañas en la superficie implantada con esta oleaginosa en detrimento de la superficie de maíz.

Como resultado de lo expuesto, a partir de la campaña 2000/01 los aumentos en los volúmenes recolectados de soja fueron sostenidos, lográndose para el período 1990/91-02/03 un incremento en el tonelaje nacional que supera el 220,0%.

En el contexto internacional si bien es cierto que en la década del noventa nuestro país llegó a ocupar el quinto lugar como productor mundial y el segundo lugar como exportador de este grano forrajero (a continuación de los Estados Unidos), por las razones señaladas precedentemente ha cedido posiciones, ubicándose en la actualidad en el sexto lugar como país productor y en tercer puesto en el ranking de países exportadores .

El maíz es sin lugar a dudas el grano forrajero por excelencia, presentando además como una de sus principales características sus múltiples posibilidades de utilización en diversos procesos industriales, de los que se obtiene una amplia gama de productos derivados de su procesamiento, y si bien es cierto que está sufriendo los embates de la expansión del cultivo de la soja, no se ha puesto en riesgo su supervivencia tal como viene aconteciendo con el algodón en la provincia del Chaco, o el arroz en Entre Ríos, producto de la fuerte “cultura maicera” arraigada entre los agricultores argentinos.



(Fuente: www.sagpya.gov.ar)


INDICADORES DEL SECTOR MAICERO • Producción Total Mundial (20004/05): 701.82 millones de toneladas, según datos del USDA. El incremento se justifica en el aumento de producción de EEUU, Argentina y la Unión Europea; también hubo ajustes positivos en otros países menos relevantes en el mercado mundial de este cereal. ( Campaña 20003/04 621.88 Ton)



• Producción MERCOSUR: Argentina: 19 millones de ton: la mayor producción argentina avanza favorablemente con los cultivos en estado bueno o muy bueno en las distintas regiones del país. Este aumento en la producción se verá traducido en mayores exportaciones, ya que el consumo interno es relativamente estable, 4.000.000 ton anuales, de las cuales una parte ingresa a industria (10%) y otra tiene destino animal. Brasil: 43 millones de toneladas. Total: 62 millones de toneladas.

• Producción USA: 299,91 millones de toneladas: Este aumento se produce por un incremento del área cosechada y del rendimiento obtenido a nivel nacional (rinde promedio récord de 100,7 qq/ha).

• Comercio Total Mundial: 76.900 millones de toneladas. Argentina es el quinto productor mundial de maíz y el segundo exportador.



Tipos de Semilla: durante la campaña 20003/04, el uso de materiales genéticamente modificados (Bt) superó la mitad del área implantada (54%). Desglosando este dato por provincia, donde mayor uso se hace de esta tecnología es en Córdoba, con el 81% del área sembrada con OGM, seguido por la provincia de Santa Fe (54% del área), Buenos Aires (48%), NOA (43%), La Pampa (41%), Entre Ríos (34%), San Luis (30%) y la región del NEA (27%).

• Tecnología utilizada: la incorporación de la siembra directa avanzó rápidamente entre los productores de maíz. Según los últimos datos estimados por AAPRESID, en la actualidad, el 63% de la superficie maicera incorpora esta tecnología. Analizando por provincia: Córdoba (90%), Entre Ríos (77%), Santa Fe (67%), La Pampa (58%), Buenos Aires (47%), Tucumán (95%), Catamarca (90%), Santiago del Estero (87%), Salta (87%), Jujuy (40%), Chaco (25%), San Luis ( 20%), Formosa (15%), Corrientes (10%) , Misiones (10%).



El Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, fundado en 1941, es una entidad que nuclea a la gran mayoría de los corredores que operan activamente, tanto en el mercado disponible como el de futuros. Como agentes comerciales, los corredores desarrollamos una tarea fundamental, acercando diariamente a vendedores y compradores para facilitar la infinidad de transacciones que se concretan en el mercado.

Copyright © 2014 Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales / Bouchard 454 Piso 6°
(CP C1106ABF) Tel: (5411) 4311-6655 / Buenos Aires / Argentina / E-mail: info@centrodecorredores.com.ar

 

 

Ingrese a su cuenta o Crear una cuenta